Este sitio web tiene ciertas restriucciones de navegación. Le recomendamos utilizar buscadores como: Edge, Chrome, Safari o Firefox.

REBAJAS HASTA -40% 🌍 ÚLTIMAS TALLAS DISPONIBLES

Greenwashing, ¿Qué es? ¿Cómo detectarlo? ¡Compra Sostenible!

Si todavía no formas parte de la familia de #plasticwarriors, puedes unirte a la familia aquí

Hoy hablamos de GREENWASHING: qué es, cómo detectarlo y, lo que más nos interesa, ¿qué empresas lo practican y cómo no caer ante sus engaños?

 

¿Qué es el Greenwashing?

El greenwashing o también conocido como ecoblanqueamiento, lavado verde o lavdo de imagen verde es una estrategia de ventas que usan algunas empresas, para mostrar que ofrecen servicios y productos respetuosos con el medio ambiente. Pero lo que la audiencia no sabe es que, los productos que dicen ser orgánicos posiblemente no lo sean y mucho menos su producción, utilizando en realidad métodos contaminantes. Emarketing engañoso cuyo único objetivo es aumentar sus ventas, tratando de atraer al cliente ofreciendo una visión de su marca más ecofriendly.

Además de no ser una práctica nueva, muchas instituciones y sectores, acuden al lavado verde solo para engañar al consumidor y hacerle creer que sus políticas y maneras de producir se enfocan en tener buenas prácticas.

Solo es un método que realizan con el objetivo de vender e incrementar sus ingresos sin preocuparse por el usuario o incluso por el medio ambiente. Siendo en realidad una empresa que no tiene responsabilidad social.

Su único objetivo es ligar el producto con el ecologismo sin que realmente haya variado su impacto ambiental o sobre la salud.

Tenemos varios ejemplo de grandes marcas como Coca-cola, Mcdonals y otras más.

 

¿Cómo funciona el greenwashing?

Para entender completamente cómo funciona el greenwashing y no dejarse engañar, debes mirar detalladamente el producto que ofrecen las empresas y asegurarte que sean sostenibles, porque existe la posibilidad de que estén fingiendo sostenibilidad.

 Algunas marcas o empresas, te hacen creer que son respetuosos con el medio ambiente, con acciones que reflejan “productos y servicios orgánicos”, pero si miras detalladamente no existe sostenibilidad, ni productos que sean ecológicos y reciclables.

Pero, ¿cómo llevan a cabo el greenwashing las marcas?

    1. Cambian el nombre o la etiqueta de su producto para que sea más "verde".
    2. Cambian el propio logo de su marca.

Su único objetivo es ligar el producto con el ecologismo sin que realmente haya variado su impacto ambiental o sobre la salud.

 

Cómo saber si es greenwashing? Cómo identificarlo

gerenwashing ejemplo 

La mejor manera de identificar el greenwashing es, cuestionando de dónde provienen los productos que dicen ser realizados con prácticas sostenibles. Así como también considerar las siguientes acciones:

  • Agregar el término de “eco friendly”, “natural”, “verde” y “orgánico” a los productos o incluso cambiarlo.
  • Utilizar el término “reciclable”. Que un producto pueda ser reciclado, no garantiza que después de unos años sea reciclado.
  • Aprovechar las imágenes o incluso lemas que tengan relación con la naturaleza.
  • Incorporar logos que sean parecidos a sellos ecológicos. Este acto no se debe realizar si el producto no cuenta con una certificación oficial que garantice que el producto es ecológico y sostenible.
  • Ofrecer productos como algo 100% sostenible, cuando en realidad pequeños elementos son orgánicos y el resto es contaminante.
  • Visibilizar productos orgánicos y sostenibles, cuando se siguen manteniendo otros que no lo son.
  • Utilizar definiciones muy técnicas que la mayoría de las personas no entenderían.
  • Publicar documentos que contengan datos que no sean reales.
  • Posicionarse en un sector específico por un producto que diga ser sostenible, cuando en realidad no lo sea.

 

Ejemplos de Greenwashing

Vale, todo eso del greenwashing está muy bien pero, ¿cómo afecta eso a la moda?

Como veremos ahora, está mucho más ligado de lo que parece y las grandes culpables son, como casi siempre en cuanto a moda se refiere, las grandes empresas del fast fashion.

¿Qué hacen estas empresas? Veamos algunos ejemplos de las marcas más conocidas.

 

ZARA

Con su línea join life intenta “acercar” la sostenibilidad a sus consumidores, pero como gigante del fast-fashion su problema con la sostenibilidad viene de las raíces, es decir, su modelo de negocio. Con colecciones cápsula que se renuevan en las tiendas dos veces por semana hacen que sea muy difícil de creer que apuesten por un cambio.

Pero, vamos a ver un poco más en detalle su línea join life: si entramos en su página web podemos ver productos que están hechos con materiales reciclados, pero como podemos comprobar el porcentaje de material reciclado no llega a superar el 25% del total de la prenda, un porcentaje bastante escaso pero que les sirve como para catalogar esa prenda como “eco” y “sostenible”.

Otro de los problemas de Inditex, al igual que la mayoría de este tipo de empresas, es la contaminación que producen a lo hora de utilizar tintes y de que su producción sigue siendo en países en vías de desarrollo, con jornadas de trabajo muy distintas a lo que aquí estamos acostumbrados.


H&M

Para la Colección Conscious de H&M, siendo su principal objetivo la innovación de la moda, el desarrollo y optar por lo sostenible. Uno de cada cinco artículos inspeccionados está fabricado con materiales 100% derivados de combustibles fósiles.

Además, muchos habréis visto anunciado en televisión o incluso por un influencer el “giro a la sostenibilidad” que están dando, con prendas hechas con materiales como cáscara de naranja, tintes hechos con café, o  pantalones que “reeditan” utilizando parches, pero nada más lejos de la realidad.

Cuando pasamos a buscar sus materiales eco y reciclados encontramos que utilizan cantidades de materiales reciclados muy bajas y tampoco indican cuánto de ese material es reciclado, en definitiva, son poco transparentes.

En cuanto a hacer un reediting de sus prendas como vaqueros nos parece una idea muy buena, si no fuese por el hecho de que el 30% de las prendas que producen nunca llega a venderse, una cantidad para nada despreciable.

En su viraje hacia la sostenibilidad HyM tampoco habla de cambios en su modelo de producción o de dejar de producir en países en vías de desarrollo.

Al fin y al cabo son demasiados los motivos por los que pensar que es un tema de marketing y no una responsabilidad medioambiental.

 

ASOS y M&S

Por otro lado, marcas como ASOS y M&S, afirman que sus prendas están fabricadas con materiales orgánicos. Sin embargo, sus afirmaciones resultan ser cuestionadas al descubrir que sus prendas están hechas con materiales a base de combustibles fósiles, abarcando ASOS un 89% y M&S un 88%.

 

MARCAS DE LUJO

Es posible que estos datos no os sorprendan mucho, al fin y al cabo ya hemos escuchado esto de la moda rápida, ¿pero qué hay de las marcas “de lujo” como Tommy Hilfiger o Gant? Estas marcas intentan ganar adeptos por la parte de todo lo eco utilizando una vez más el marketing engañoso. 


Por un lado, vemos como una firma como Tommy Hilfiger “apuesta” por la sostenibilidad con vaqueros fabricados con 100% algodón reciclado y por otro lado vemos como esta misma compañía se niega a firmar la Alianza para la Seguridad de los trabajadores de Bangladesh.

Tommy Hilfiger no es la única marca “de lujo” que realiza estas prácticas, junto a ella se suman otras marcas muy conocidas como Gant o Ralph Lauren.

Y una vez dicho todo esto nos surge una nueva pregunta. Pero entonces que pasa, ¿no podemos volver a comprar ropa?

Realmente no hay una respuesta común o una “verdad absoluta”. Lo que si que tenemos claro es que debemos realizar un cambio de mentalidad.

 

¿Cómo afecta el Greenwashing a la moda?

Se estima que alrededor de medio millón de toneladas de microfibras, son desechadas en el océano año tras año por causa de la moda. Siendo los materiales sintéticos extremadamente negativos para el clima.

Por esto, se establece que las marcas y la industria, tienen que tomar medidas necesarias para no contribuir más a la contaminación, abordando la crisis climática y plástica.

Además de invitar a los consumidores a pensar dos veces antes de adquirir una prenda y a cuestionar la integridad de las tiendas.

Usar esta estrategia de lavado verde, solo crea que las personas obtengan productos que no son exactamente lo que buscan y que no cumplen con sus requisitos de sostenibilidad, que es la verdadera razón de su compra, buscar prendas que no contaminen.

Además, detiene el esfuerzo que realizan otras marcas, que es tener la iniciativa de proponer otra alternativa para sustituir las prendas de moda rápida. Creando una imagen negativa y errónea de esta producción de usar y botar.

 

¿Cómo evitar el Greenwashing?

Para saber cómo evitarlo, te explicaremos detalladamente cómo no caer en las manos del greenwashing:

 

Presta atención a los envases verdes

 El color verde, así como también la palabra “ecológico”, “natural”, “green” y “sostenible” se utilizan para dar la ilusión de que el producto no es contaminante. Efectivamente, el color verde hace referencia a la naturaleza y todo lo que esto conlleva.

 Es por eso que una persona realmente involucrada en la sostenibilidad, consumirá constantemente este tipo de productos. Cuando en realidad la empresa que los fabrica no promueve cuidar al medio ambiente.

 

Fíjate en la composición de los productos que consumes

Observa de manera minuciosa la etiqueta en donde se reflejen los componentes del producto que deseas comprar. Muchas veces las empresas utilizan la palabra “sin” para distraer al consumidor y que no termine de inspeccionar la composición.

 En los cosméticos, generalmente se centran en el ingrediente activo natural, generando una falsa ilusión de que el producto no está producido con químicos tóxicos.

 Estos son algunos de los ingredientes que debes evitar en tus productos:

  • Compuesto de Polietilenglicol (PEG)
  • Silicona
  • Aluminio
  • Amoniaco
  • Plomo
  • Parabenos
  • Entre otros

 

Ten cuidado con las falsas etiquetas

 Algunas marcas actualmente se autoproclaman respetuosas y cuentan con una etiqueta con logotipos verdes o con elementos parecidos a las certificaciones oficiales. Sin embargo, algún elemento de color verde en la etiqueta que haga referencia a lo ecológico y sostenible no es suficiente para confiar plenamente en el producto.

Solo debes confiar en las etiquetas oficiales generadas por la Etiqueta Ecológica Europea (EEE) o en el logotipo ecológico para los alimentos ecológicos producidos y comercializados en la EU.

 

¿Cuáles son las consecuencias del greenwashing?

El greenwashing es una técnica que engaña al consumidor; sin embargo, a largo plazo esto puede llegar a descubrirse y perjudicar a la empresa. Por eso, no es recomendable aplicar esta práctica, y si realmente no promueves la protección del medio ambiente, no debes hacerle creer al usuario lo contrario.

Las consecuencias que ocasiona son realmente graves, no solo para el medio ambiente, sino que también se pierde la confianza del cliente. Las consecuencias que más destacan son las siguientes:

  • Genera problemas medioambientales: no contribuye en la protección del medio ambiente, ni en mejorar el estilo de vida del ciudadano. Solo cubre acciones negativas con información falsa.
  • Engaña al consumidor: el objetivo que cumple esta práctica es vender al consumidor un producto con características que no tiene.
  • Desconfianza del público: cuando se descubre que una marca miente para vender sus productos, la confianza que se tiene sobre los productos ecológicos y respetuosos se pierde. Además, se crea total desconfianza sobre la empresa y sobre el resto de empresas que pertenecen al sector.

 

La nueva mentalidad

A la hora de consumir debemos de medir siempre si se trata de una compra compulsiva o de si, por el contrario, necesitamos realmente esa prenda.

Cuando llegue el momento de incorporar nuevas prendas en tu armario, hay varias cosas que deberías tener en cuenta: 

Lo primero de todo, ¡¡todos somos fashion victims de vez en cuando y no pasa nada!! 

Queremos enseñaros a valorar una prenda de la forma más objetiva y que respete siempre el medio ambiente, pero esto no quiere decir que no puedas comprarte esa prenda que tanto te gusta. 

Antes de adquirir una prenda nueva deberíamos plantearnos una serie de cuestiones para ayudarnos a no tomar una decisión precipitada.

  • La prenda que queremos sustituir, ¿es irreparable? Antes de tirar a la basura esa prenda debemos intentar repararla arreglando ese descosido o decorándola con algún parche chulo.
  • ¿Te has planteado la opción de la segunda mano? La prenda más sostenible es la que ya está hecha, por lo que si puedes encontrar esos pantalones nuevos que necesitas debido a los kilos de la cuarentena prueba a encontrarlos primero de segunda mano
  • ¿Esa prenda que te quieres comprar es ropa arreglada que sólo vas a utilizar una vez al año? Prueba a pasarte al armario circular de Ecodicta y renueva de armario con el fashion-sharing

Una vez planteadas todas estas cuestiones y teniendo claro que lo que necesitamos es algo nuevo surgen otros puntos que debemos plantearnos a la hora de comprar.

Llegados a este punto quizás estés pensando lo pesado que resulta comprar sostenible y que es casi más fácil tener una ingeniería, jeje. Es verdad que es mucha información y puede parecer un poco abrumadora.

Pero también es verdad que la forma en que vestimos dice mucho de nosotrxs y con algunos consejos es más fácil conseguir comprar ropa con materiales sostenibles y de comercio justo te sientes mucho mejor contigo mismo.

 

¡Queremos comprar!

¿Qué debemos plantearnos a la hora de comprar moda sostenible?
Lo primero que debemos mirar son los materiales utilizados, debemos intentar buscar los materiales más sostenibles que favorezcan a su vez la economía circular.

De cara a los materiales os iremos ayudando poco a poco para qué sepáis cuáles son los más respetuosos con el medioambiente.

Pero una cosa os podemos adelantar, que no os engañen con el algodón con nombres como algodón biológico, algodón ecológico Premium o algodón vegano. El algodón debe ser orgánico y con un certificado, el GOTS, o bien reciclado, con el GRS. Todo lo demás es greenwashing del que debemos huir.

En cuanto al origen de la producción nosotros también lo tenemos claro, nos gusta apoyar la producción local y adquirir las prendas Km0.

jerseys sostenibles

Pero también es verdad que es difícil encontrar grandes marcas que produzcan localmente. Por otro lado, es complicado encontrar grandes marcas que digan abiertamente dónde y cómo fabrican, ya que la mayoría lo hacen produciendo en países en vías de desarrollo ofreciendo condiciones muy precarias a sus trabajadores (aunque intentarán maquillarlo y enmascararlo como puedan).

De cara a esto nosotros recomendamos que las empresas que realmente están comprometidas con los derechos de los trabajadores no tienen miedo a ocultarlo, es más, se enorgullecen de ello. Un consejo es el de buscar el sello Fair Wear Foundation que garantiza unas condiciones de trabajo dignas.

Ahora ya tenemos una serie de consejos y aclaraciones para poder buscar y encontrar nuestras prendas sostenibles por nosotros mismos, pero también estaréis pensando ¿y no me puedes decir algunas tiendas o atajo?

Espacios multimarca sostenibles

Este crecimiento de la moda sostenible hace que la gente tenga sus necesidades y quiera todas las tiendas sostenibles en un mismo espacio, lo que se llama espacio multimarca o Marketplace.

  • Uno de ellos es Ethical Time, en él podemos encontrar prácticamente cualquier prenda que necesitemos y nos aseguramos de que cumplen todos los criterios mencionados anteriormente. Podemos encontrar todo tipo de productos como pantalones, complementos, zapatillas y un largo etc.

  • Otro marketplace que nos encanta es Sukisimo, no tenemos mucho más que añadir ya que, hay muchísima oferta de prendas y artículos respetuosos con el planeta.

Si lo que os apetece es encontrar algunas marcas de ropa sostenible y explorar por vuestra cuenta os dejo también algunas como Ecoalf, Timpers, Vesica Piscis, Patagonia y Clotsy Brand, que somos nosotros.

Hasta aquí el artículo de hoy, espero que hayas aprendido y te sientas un poco más preparado para detectar el greenwashing y encontrar prendas realmente sostenibles.

Ahora que conoces qué es el greenwashing, debes prestar atención a las etiquetas de los productos que consumes y asegurarte que verdaderamente ese producto sea sostenible. Así como también verificar las etiquetas de las prendas que obtienes.

Además, es importante destacar que las empresas deberían considerar no utilizar esta práctica y ser realmente honestas con el servicio o producto que ofrecen. Tomando en cuenta que preferiblemente sus prácticas deben ser respetuosas y no deberían contribuir en la contaminación.

Efectivamente, no todas las empresas que promueven la protección y el cuidado del medio ambiente son engañosas, pero si continúa el greenwashing será muy difícil que el individuo confíe en este tipo de productos.

Si te ha gustado, tienes alguna duda o conoces alguna marca o marketplace que no hayamos nombrado déjanoslo en los comentarios. Y siempre puedes seguidnos en redes y unirte a la familia de Clotsy Brand.  

1 comentario

Rosalía

Muy, muy, muy buen post!! Se nota la investigación que hay detrás, gran trabajo!!! 😍🔝

Deje un comentario

Tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de su publicación.