Este sitio web tiene ciertas restriucciones de navegación. Le recomendamos utilizar buscadores como: Edge, Chrome, Safari o Firefox.

REBAJAS 🌳 últimas tallas disponibles

Fast Fashion ¿Qué es? ¿Cuál es su impacto en el medioambiente?

Actualmente, debido al cambio constante de tendencias, la conocida moda rápida genera innovaciones cada cierto periodo de tiempo. Antes, veíamos a nuestra amiga con vestido nuevo que nos gustaba e íbamos sin prisa a comprarlo. Hoy en día, si lo compró hace 1 semana, lo más probable es que ya no lo encuentres y ya haya una nueva colección. ¿Ventaja? No lo tenemos tan claro. El proceso que se realiza para fabricar prendas nuevas no siempre es respetuoso. Y es que la producción masiva que se lleva a cabo causan graves efectos sobre el medio ambiente y sobre las condiciones de los trabajadores. 

En este artículo te contamos todo lo que deberías saber sobre el fast fashion. Ya sabes que nuestra misión es informarte de todo lo que podamos para que tu tomes tus propias decisiones ;) 

 

¿Qué es la moda rápida o fast fashion?

El fast fashion promueve constantemente la renovación de prendas, la fabricación masiva y su bajo coste. Esto, se mantiene gracias a las tiendas físicas y a las tiendas online, ya que regularmente se crean colecciones que discontinúan a las anteriores y, por lo tanto, disminuye la calidad de la ropa. Comprar prendas hoy y tirarlas mañana es lo que fomenta este tipo de producciones textiles, convirtiendo a la ropa en productos de poca calidad, por lo que son tiradas a la basura rápidamente, aumentando el nivel de contaminación.

¿Y cuál es el ciclo de vida de estas prendas? Generalmente, la ropa que tiramos primero se intenta vender en outlets (en algunos casos) y acto seguido es quemada, como ocurre por ejemplo en el Desierto de Atacama, ubicado en Chile. Incluso se estima que este desierto tiene alrededor de 100 toneladas de prendas fast fashion que no han sido compradas.

Además, esta producción también repercute sobre los derechos de los trabajadores, ya que la mano de obra se tiene que abaratar, por lo que, los trabajadores no reciben lo que realmente merecen al realizar su trabajo. Esto significa que la moda rápida, además de causar problemas ambientales, también es la causante de la explotación laboral (y en algunos casos, también infantil).  


¿Qué diferencia hay entre fast fashion y slow fashion?

El slow fashion, se conoce como una respuesta a la urgencia de construir un proceso de producción que detenga las consecuencias que ocasiona la moda rápida. Se enfoca en promover un método que sea ético, con responsabilidad social y ambiental. Además, de enfocarse en la calidad y durabilidad en la ropa, reconociendo el tiempo que requiere todo el proceso.

Por otro lado, el slow fashion busca crear modelos de prendas que conecten con la comunidad en la que se produce. Y en comparación con el fast fashion, este modelo trata de alargar la duración de la ropa y no exigir los recursos naturales del planeta, así como también evitar la contaminación.

La diferencia entre cada uno está básicamente en el su proceso, calidad y los tiempos. El fast fashion se enfoca en producir en masa y el slow fashion tiene como objetivo la calidad más no la cantidad.


El fast fashion busca producir prendas efímeras y renovar constantemente, mientras que el slow fashion ralentiza el consumo y los desechos, optando por producciones más responsables y sostenibles. 


¿Cuáles son las consecuencias del fast fashion en el medio ambiente?

consecuencias fast fashion

Contaminación

Una de las consecuencias más graves es el impacto que causa sobre el planeta. Solo el 10% de la producción de prendas ocasiona CO₂ mundialmente, y este dato corresponde solo a la Unión Europea.

La contaminación que se genera no solo perjudica a la tierra, también contamina el agua, y no solamente por la producción, ya que lavar la ropa produce alrededor de 500 mil toneladas de microplásticos que se dirigen al mar anualmente. Además, el 73% de las prendas año tras año son incineradas o desechadas, produciendo cada vez más contaminación atmosférica y terrestre.

 

Explotación de los recursos naturales

Por otro lado, es importante señalar que el fast fashion explota los recursos naturales, debido a que es el segundo mayor consumidor de agua en el mundo. El crecimiento de las producciones dependen también de una gran cantidad de materiales, para la fabricación de la materia prima, disminuyendo los recursos forestales, terrestres e hídricos.

Generalmente, la producción de ropa se realiza en países con vías en desarrollo, en los que no son estrictas las normas ambientales. Lo que significa que el residuo de aguas contaminadas de las grandes producciones se desechan en lagos o ríos. Además, muchas de estas aguas son tan tóxicas que dañan el ecosistema y perjudican la salud de las personas.

Asimismo, es enorme el número de residuos que genera este tipo de producciones. La Fundación Ellen MacArthur establece que solo una familia occidental desecha alrededor de 30 kilos de ropa anualmente. Una cantidad extremadamente grande que nos hace cuestionar, qué tanta ropa necesita un ciudadano. El 73% de estas prendas son quemadas o botadas y solo el 12% de estas son recicladas y al menos el 1% se utiliza para fabricar ropa nueva.

 

Explotación laboral

Debido al bajo coste de cada prenda y la producción de ésta en países en vías de desarrollo, es importante destacar que los trabajadores reciben un mísero salario, trabajando en condiciones perjudiciales y prácticamente más de 14 horas diarias.


¿Qué marcas son consideradas fast fashion?

A continuación, te indicamos marcas de fast fashion que debes evitar si deseas contribuir con la protección del medio ambiente, estableciendo prácticas responsables.


Shein

Esta marca se ha vuelto muy popular muy rápido en redes sociales por ofrecer una gran cantidad de productos, que son alrededor de 500 prendas nuevas diarias con precios muy bajos. Lo que significa que esta empresa contribuye a la práctica de usar y desechar. 


Primark

Primark causó un furor parecido hace unos años al de Shein. Esta marca realiza una grandísima rotación de productos constantemente y de baja calidad.

 

H&M

En el año 2018 esta marca sueca no le ofreció un salario digno a 850,000 empleados de la confección. Además, son muchos los casos de trabajadoras que han sido abusadas tanto física como sexualmente.

Por otro lado, su fábrica afecta negativamente a la atmósfera debido a las emisiones de gases de efecto invernadero que su producción genera.


Zara

Marca española que forma parte del grupo Inditex. Usa plástico reciclado y cuenta con un programa que recicla textil. Sin embargo, no considera el número de recursos que son destinados a la fabricación de sus prendas, ni ha establecido cómo disminuir la emisión de gases de efecto invernadero que produce.


Forever 21

Investigadores del Departamento de Trabajo de Estados Unidos, revelaron que la fábrica ubicada en Los Ángeles, les ofrece a sus empleados solo 4 $ por hora, menos del salario mínimo. Además, la marca no indica cómo están hechos sus productos ni en dónde, y se desconoce si planea reducir el impacto que genera en el medio ambiente.

 

Esta es solo una pequeña cantidad de una larga lista de marcas que promueven el fast fashion. Incluso la tienda que menos crees, realiza prácticas que contribuyen a la contaminación del planeta y no valoran el trabajo de sus empleados. Sigue siempre a marcas que intentan ser lo más transparentes posibles en toda su cadena de producción.



Características de la moda rápida, ¿Cómo reconocerla?

Y tu dirás: ¿Y ahora que hago? ¿Cómo identifico la moda rápida? ¡Te dejamos aquí unos tips! :)

  • Observar qué tipo de tela ha sido utilizada para fabricar la prenda. Busca los materiales en la etiqueta y determina si la tela es de materiales contaminantes y barata.
  • Prendas de baja calidad, desechables y económicas. La ropa es fabricada para ser sustituida por elementos nuevos rápidamente. Por ejemplo, si ves un jersey a 5 euros piensa: ¿Cómo puede ser tan económico? ¿Cuál ha sido su cadena de producción? ¿Hay indicios de que se cumple todo lo que hemos mencionado anteriormente?
  • Las marcas que promueven el fast fashion, no usan métodos éticos ni responsables en sus fábricas. Además, si la etiqueta no ofrece la información suficiente sobre la etapa de suministros, es posible que no tengan actos tan éticos como deberían.
  • Se producen de forma masiva nuevos estilos en un corto periodo de tiempo, ofreciendo semanalmente nuevas prendas. Puedes identificar si una marca es fast fashion observando el número de estilos que fabrican. Si constantemente ofrecen ropa diferente, es posible que su modelo de negocio sea el de moda rápida.
  • Los precios son extremadamente bajos en comparación con las tendencias que muestran las grandes industrias de moda, como por ejemplo la Semana de la moda en París. Puedes reconocer si la prenda es moda rápida cuando se produce masivamente y sus precios son bajos.
  • Las marcas que producen fast fashion no cuentan con ningún tipo de certificación que garantice que sus prendas son sostenibles.
  • Prendas muy económicas, pero que dicen ser "sostenibles" y suena extraño, suena a greenwashing. Te recomendamos leer el artículo.

 

¿Cómo podemos evitar el fast fashion?

  • Comprar ropa sostenible: opta por prendas fabricadas con métodos responsables y que no perjudican el medio ambiente, producidas con materiales orgánicos y sin químicos tóxicos. Elige marcas slow fashion como Clotsy Brand, una tienda de ropa sostenible que fabrica sus prendas en España y Portugal. Con materiales 100% orgánicos y respetuosos con el medioambiente.

  • Haz un armario cápsulaestablece un número de 30 a 40 piezas básicas con las que puedas crear una gran cantidad de looks durante todo el año, sin tener la necesidad de adquirir nuevas prendas constantemente.
  • Compra o intercambia prendas de segunda mano: aprovecha la ropa que aún tiene vida útil en lugar de comprar elementos nuevos. Incluso la puedes confeccionar a tu gusto y utilizarla como prefieras.
  • Verifica la etiqueta: asegúrate de que las prendas que compras sean fabricadas con materiales sostenibles y no con elementos tóxicos ni contaminantes.
  • No compres prendas innecesarias: evita el consumismo y adquiere prendas que realmente necesites y que puedas usar constantemente.


Conclusión

Ahora que sabes qué es el fast fashion y cómo lo puedes evitar. Te recomendamos tomar consciencia sobre las prendas que adquieres y cuestionar el método de trabajo que tienen tus marcas favoritas.

Opta por un estilo de vida más consciente y sostenible, adquiriendo moda sostenible hecha en España, con materiales orgánicos como el algodón orgánico o el tencel y con un proceso de fabricación responsable. Además, es importante destacar que es necesario evitar el consumismo y comprar solo prendas extremadamente necesarias y reducir al mínimo posible la práctica de usar y tirar que promueve el fast fashion.

Deje un comentario

Tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de su publicación.